jueves, 12 de octubre de 2017

Por fin

Me boicoteo a mi misma para no querer,
para que no me quieran.
Me boicoteo a mi misma para querer,
para que me quieran.
Y de ambas formas llorar sola.

Busco entre todo lo bueno solo lo malo,
busco siempre la manera de que todo sea triste.

Y la suerte que jamás me acompaña
porque nunca existirá para los murciélagos,
ciegos y nocturnos, 
me ata y me corrompe.
Una austera ilusión 
y cobarde,
y oscura.
Una tormenta sin lluvia,
sin truenos, sin ruido de radio.

Cuando me llueven las manos,
cuando me llueve la boca,

no te emociones.

miércoles, 12 de julio de 2017

Gitana

Quiero moldearte hasta hacerte una perla
Y soltarte para que te eleves al cielo y repartas arte
Yo no me merezco poder convertirte en esa estrella y ojalá tu llegues a serlo.
 No habrá más posos en el té que te harán y que te hicieron llorar, serás tú.
La primera vez que hice daño se me cayó mi ser.
Fue por ser.
Hice arder el norte con mis garras de arpía y las flores han perdido todo el color.
Dolida,
Un gemido,
Un ahorcado de girasoles y una mente gris donde las semillas advierten tormenta.
Imagino mecerte pequeña,
Imagino no negarte,
Imagino tus alas brillantes alzándose al cielo de nuevo
Imagino que me dejas colorearte la cara
Imagimo que me dejas colocarte en la cama
Imagino que te cambias de muda por unas flores sin espinas.
Pero solo lo puedo imaginar porque he perdido los ojos.
Y miro al techo y no te veo.
Y necesito reventar en palabras y explotar toda la sangre coagulada en el papel que es lo unico que me puede recordar a ti.
Gitana vuela, vete, se.
Que quien te quiere te hará daño
Pero te tengo que susurrar, gitana, que yo no puedo quererte si te voy a hacer daño.
Jamás me podré perdonar haberte hecho ríos de polvo por tus mejillas y haber enrojecido tu alma.
La primera vez que hice daño me bañé en agua hirviendo, me empapé de tu llanto ácido y crudo y me tatué con las uñas tus chillidos

lunes, 12 de junio de 2017

MiSoledad

Dices que te llamen soledad pero estas contigo y no conozco cosa más maravillosa que estar contigo,
que tenerte a ti.
Ojalá yo te tuviera
y gracias,
por deslizar poesía.

Gitana que me miras,
me estás intimidando.

Gitana que bebes cerveza,
ahora feliz,
antes intentando resolver te.

Me miras mientras bebes y me llamas arte,
como si fuese eso tangible.
Como si alguien de verdad alguien creyera que yo lo puedo ser.

Gitana que me miras ahora desde la perspectiva en la que te miré aquel día que te hinchaste de valor y te dio por ver el reflejo claro de tu pelo.
Y me dices que te gusta mi voz,
pues aquí la tienes feliz y orgullosa de hablarte sólo a ti, en público.

Gracias por mirarme y hacerme sentir invadida.

jueves, 1 de junio de 2017

¿Final abierto?

Aquí llueve porque las letras de canciones las recitan otros ojos en tu nueva dirección.
Llueve también porque desaparece tu sombra de una mina de muertos y realmente es un alivio.
Aquí llueve porque ya no tengo miedo de encontrarte buscándote lejos de donde realmente estabas pero esto ya no es ni alivio ni consuelo.
Aquí llueve porque te quería despedir a lo grande, con una tormenta que reventara a pedazos la casa en la que dormías pero en la que nunca viviste.
Aquí llueve porque soy egoísta, infantil y caprichosa pero cuando crezca te vendo y me compro uno nuevo (aun sabiendo que jamás serás tú).
Aquí llueve pero puedes hacer llover las noches que quieras volver al búnker

Pero que sea lluvia por tu culpa y no la mía.
Ha dejado de llover

jueves, 18 de mayo de 2017

Si lo lees, escríbeme

Te voy a escribir porque me da la gana y porque no necesito hacerlo.

No pienses más que decir,
aunque para eso quizá debería dejar de preguntar,
aunque para eso quizá debería encontrar valor para preguntarte a ti y no al espejo.

Que si te busco es porque te puedo encontrar buscando, o ardiendo,
aunque después te pierdas en el viento de cenizas.

Eso último es más por mi.
Más tiempo, o no, no sé.

Juguemos por el parque. 
Sólo tenemos de recreo lo que podamos aguantar manteniendo le la mirada a la noche.
Así que ya que se nos van a secar los ojos vamos a correr y a querernos un poco.

Yo tengo que volver a la mañana a mi cueva para dibujarme y cantarme
mientras me baño desnuda en la pólvora de rosas secas.
Tu por tu parte no sé a que volverás,
pero siempre me imagino que lloras recuerdos y te olvidas de todo.
hasta que te vuelvo a encontrar encendiendo una cerilla
y
sin querer
arde.
Lo siento, no puedo no.

Escapa tú que puedes y vive pequeño e infantil reflejo
(vuelve algún día y cuéntame  cómo es el color fuera de las fronteras de la cárcel)

domingo, 14 de mayo de 2017

Como me arde la sensación de volar lejos
Como me empapa la imagen del desierto
Como me ata las manos del artista
Como me ahoga tener que estar y ser lo que soy
Como me marchita la envidia al pájaro, al búho y al lobo
Como me muero por dentro sin hacer nada
Sin gritar y sin correr
Me pudro en una habitación con la salida sellada
Me desgasto las uñas, grito y vómito pero no soy capaz de salir
Sácame de aquí. Por favor.

jueves, 30 de marzo de 2017