sábado, 13 de febrero de 2016

Capitulo 4

No sé donde deje el resto.
Necesito que me mires y que me desees.
Necesito que sientas algo incontrolable.
Necesito que me jures amor eterno. Para rechazarte o amarte, ya veremos. Pero que lo hagas.
Necesito que desaparezcas.
Necesito saber que necesito.
¿Te necesito?
Tengo un ángel iluminado y juego en el infierno.
¿Qué me pasa?
¿Qué quiero? ¿Te quiero?
Hoy, ayer, mañana,  hay, hubo y habrá una tormenta de truenos en mi corazón.
Destrozaste con tus dientes la carne de mi alma y ahora quiero que vuelvas a disfrutar del sabor.
¿Por qué lo quiero así?
Te podría salpicar a ti, que te importaría realmente, nada.
¿Es esto y ya?
Joder, ¿quién? ¿Qué? ¿Por qué?
Que monótona y aburrida.

Quiero tu alma dolida, con las rodillas llenas de rozaduras y tu corazón en la mano dispuesto a responder las preguntas del mío.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario