lunes, 4 de abril de 2016

Experimentos

Lo siento por ser tan directo y no medir las palabras pero es obvio, ¿no?
La luz del día les apunta y continuamente están en observación porque los dos tienen una enfermedad gravísima. Aun no se sabe si tienen solución… 
El sujeto 4 nos ha pedido que la desconectemos, dice que no puede mas, que esto no tiene sentido y que el sujeto de la habitación de al lado le asusta... pero no podemos; el sujeto 1 se aferra a la vida como un capullo, dice que necesita notar para siempre el aliento del sujeto 4 en el odio. 
Los sujetos están críticos, nunca más podrán pasear a solas, nunca más podrán quedar sin intenciones bárbaras, nunca más se buscaran como apoyo…
 Pobres, o no, no sé. ¿Qué opinan ustedes? Al 1 yo creo que le daría más igual, al fin y al cabo las rosas florecen y tiene raíces, a 4 todo esto le afecta como puñal en el vientre. Independientemente la enfermedad en el sujeto 1 se ha desarrollado de manera diferente. Ha evolucionado a peor, le importan menos los olores y las sonrisas. La enfermedad del sujeto 4 ha crecido según iba pasando el tiempo y la verdad que tiene un color muy amargo. El sujeto 4 asegura tener un sentimiento de amor complejo y molesto.


Morirán al final, lejos el uno del otro por medidas de seguridad, así no habrá más infectados. Los sujetos 2 y 3 murieron bastante antes que ellos. El sujeto 1 de verdad quería, el sujeto 4 de verdad pensaba que nada los mataría... Aunque suplicase la muerte sabia que quería seguir escuchando los gustos del sujeto 1 por el hueco de la pared. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario