domingo, 5 de junio de 2016

¿Tenemos miedo al amor? ¿Tenemos miedo al dolor?
O simplemente y dejándolo bien fácil ¿tenemos miedo de la vida?
De todas maneras, aun hay mucho dolor con el que empatizar.
Nacer muerto de una madre vacía o de una madre enamorada, o ser hijo bastardo de un padre maldito o de un padre decente. ¿Decente? ¿Acaso existe alguien decente?
Tu, quizás.
Mirada de mirador fijo, sabes lo que dice, ¿no? Voy a llorar por todo el dolo que estoy causando. Esta volviendo lentamente al hueco de la pared.
Olvidarle seria imposible a estas alturas tan altas, que apenas se ven las figuras de cuerpos.
La mirada del mirador fijo, no la puedo dejar pasar, ojala pudiera.
Existió y existirá siempre.

viernes, 3 de junio de 2016

De vez en cuando cuando la mirada me pilla más desprevenida se oculta en mi y vive de mi, se alimenta, se cobija y se arropa conmigo y en mi.
En ustedes también habrá vivido. 
Una imagen deformada por cualquier recoveco, no es que el reflejo sea preocupante o repugnante sino que es el reflejo del cerebro lo que a uno le desencaja. 
Fina y aguda voz, palpable aun así, que te dice lo que mira el resto, y te encierra en ti mismo.
Mierda de bicho. 
Y se siente todo más pesado solo por el hecho de que tienes un bicho gordo  y baboso viviendo dentro.
Salir es una locura porque los ojos de las personas son mas inquisidores, los reflejos del resto mas hermosos y esto hace que te conviertas en tortuga, y te engullas en tu casa de caparazón de la que saldrías si no hubiese un espejo esperando atento que le devuelvas la mirada para odiarte.
Todo se vuelve contra ti.
Se ponen de acuerdo todos los factores del mundo para hablarte con esa voz chirriante que te critica a cada gesto, paso o expresión.
Las galletas te preguntar y el chocolate te avisa de que luego te arrepientes.
El ascensor te juzga, la ropa de deporte te odia y las partes de tu cuerpo que no soportas te piden que no las mires.
Esto no es vida. Ni es justo.
Y mientras la mierda de bicho que te ha hecho esto danza y se ríe de lado a lado de tu cerebro para recordarte lo débil que eres. Da vueltas y vueltas y vueltas, hasta que un día porque sí no está.
Lo malo, es que sabes que volverá, posiblemente más fuerte. 

miércoles, 1 de junio de 2016

XSE

Un lugar donde ser. En la soledad mas profunda o en la compañía más numerosa.
Ríos infinitos de placer limitado por la vergüenza más repugnante. No querer entregarte por no querer mostrarte. Dictan sin saber y eso siempre condiciona la verdad. 
Levantar un brazo, levantar el otro y ya no lo tengo, sacudirme un  poco y que ya no este. Delante, como un espejo, una figura parecida, descobijaba como la mía. Sin darme cuenta el invierno se ha convertido en un verano temporal. La primavera la hemos pasado hace un rato cuando nos desaparecían los lazos. 
El verano que nos abraza me da un calor más intenso del que recordaba, además cada vez hace mas calor, y más calor, y siento que estoy en un infierno y que jamás me acercaré a las puertas del Cielo, pero no me importa, tengo esto. Qué nos importará las puertas del Cielo o los besos de diosas embarazadas de inseguridad, solamente somos y estamos.
Me ducho de mi y me deshago. Hago sonar mis tacones cuando salgo, digo adiós y no vuelvo a ese verano, ya no tiene nada más que ofrecerme, me puedo crear mi propio verano. 

Solo necesito dos cosas, o tres, o cuatro...