domingo, 5 de junio de 2016

¿Tenemos miedo al amor? ¿Tenemos miedo al dolor?
O simplemente y dejándolo bien fácil ¿tenemos miedo de la vida?
De todas maneras, aun hay mucho dolor con el que empatizar.
Nacer muerto de una madre vacía o de una madre enamorada, o ser hijo bastardo de un padre maldito o de un padre decente. ¿Decente? ¿Acaso existe alguien decente?
Tu, quizás.
Mirada de mirador fijo, sabes lo que dice, ¿no? Voy a llorar por todo el dolo que estoy causando. Esta volviendo lentamente al hueco de la pared.
Olvidarle seria imposible a estas alturas tan altas, que apenas se ven las figuras de cuerpos.
La mirada del mirador fijo, no la puedo dejar pasar, ojala pudiera.
Existió y existirá siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario