lunes, 17 de octubre de 2016

Y de pronto la mochila que llevo me pesa más  de lo que había sentido en todo el día,
Y hace que mis piernas se cansen.
La lluvia se adhiere a mi y se va sumando más peso.
Llego a mi portal y no soy capaz de entrar porque esta no es mi casa. Me siento en el bordillo esperando a que pase algo o a que me decida a entrar.
Que escriba sonetos
Que me dirija a Goya
Que Miss Mundo no es tan perfecta
Pero yo sé
Que cualquiera puede escribir estas palabras tristes.
Y me pregunto porqué,
Y no entiendo absolutamente nada.
Y quizá no existan errores sino malas decisiones
Y quizá yo soy incapaz de ver las buenas,
Y me tiro de cabeza.
Que te quiero pequeño reflejo.

Oír la lluvia siempre me puso muy tonta,

Será que es octubre,
O será que es otoño,

O será que voy borracha un lunes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario