lunes, 12 de junio de 2017

MiSoledad

Dices que te llamen soledad pero estas contigo y no conozco cosa más maravillosa que estar contigo,
que tenerte a ti.
Ojalá yo te tuviera
y gracias,
por deslizar poesía.

Gitana que me miras,
me estás intimidando.

Gitana que bebes cerveza,
ahora feliz,
antes intentando resolver te.

Me miras mientras bebes y me llamas arte,
como si fuese eso tangible.
Como si alguien de verdad alguien creyera que yo lo puedo ser.

Gitana que me miras ahora desde la perspectiva en la que te miré aquel día que te hinchaste de valor y te dio por ver el reflejo claro de tu pelo.
Y me dices que te gusta mi voz,
pues aquí la tienes feliz y orgullosa de hablarte sólo a ti, en público.

Gracias por mirarme y hacerme sentir invadida.

jueves, 1 de junio de 2017

¿Final abierto?

Aquí llueve porque las letras de canciones las recitan otros ojos en tu nueva dirección.
Llueve también porque desaparece tu sombra de una mina de muertos y realmente es un alivio.
Aquí llueve porque ya no tengo miedo de encontrarte buscándote lejos de donde realmente estabas pero esto ya no es ni alivio ni consuelo.
Aquí llueve porque te quería despedir a lo grande, con una tormenta que reventara a pedazos la casa en la que dormías pero en la que nunca viviste.
Aquí llueve porque soy egoísta, infantil y caprichosa pero cuando crezca te vendo y me compro uno nuevo (aun sabiendo que jamás serás tú).
Aquí llueve pero puedes hacer llover las noches que quieras volver al búnker

Pero que sea lluvia por tu culpa y no la mía.
Ha dejado de llover